Ternas-kiko

Como buen aragonés, el ternasco es uno de esos platos con los que disfruto enormemente. Es un producto con un sabor perfectamente reconocible y que a mí personalmente me encanta.

El ternasco es un cordero  joven que en el momento de su sacrificio tiene menos de 90 días y un peso que varía entre 8 y 12,5 kilos. Hasta ese momento, se le ha alimentado exclusivamente con leche materna y piensos a base de cereales y proteínas de origen vegetal.

El ternasco, se caracteriza por tener una carne rosada, de textura suave y muy jugosa.

ternaskiko

Y después del rollo, os diré, que esta es la receta con la que participé y gané en el concurso de recetas de ternasco que organizaba el Grupo Pastores durante las navidades del 2011. Ha llovido mucho desde entonces y ahora cambiaría seguramente algunas cosas de la receta, pero os dejo con el original y cuando tenga tiempo, ya publicaremos Ternas-kiko 2.0


Ternas-kiko


Tipo de plato:
Raciones: 2 raciones
Preparacion:
Cocción:
Tiempo total:

Ternasco a baja temperatura en costra de kikos


Ingredientes:

  • 2 Jarretes de ternasco
  • 2 Patatas medianas
  • 3 Tomates medianos
  • 1 Vaso de caldo de carne
  • 1 cdta. de semillas de hinojo
  • 1 cdta. de pimienta negra en grano
  • 1 cdta. de hiervas provenzales
  • 1 cdta. de sal
  • 1 cdta. de azucar
  • Kikos para el rebozado
  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)



Instrucciones:

  1. Meter los jarretes en una bolsa de congelar junto con una buena chorretada de aceite, las semillas de hinojo, la pimienta y las hierbas provenzales. Dejar macerar en el frigorífico durante unas 2-3 horas.
  2. En una olla lo suficientemente profunda, llenarla de agua y calentarla a unos 80ºC.
  3. Cuando esté a la temperatura correcta, introducir la bolsa en la olla, evitando el contacto con las paredes (yo la he colgado de una espumadera) pero asegurándonos de que todo el ternasco esté sumergido.
  4. Cocinar durante 4 horas.
  5. Pelar, despepitar y triturar los tomates. Una vez obtenido el puré, mezclarlo con un vaso de caldo de carne. Reducir, corregir la acidez con el azucar y reservar.
  6. Pelar y cortar las patatas al estilo panadera. Pintarlas de AOVE, salar e introducirlas al horno precalentado, a 180ºC durante 30 minutos.
  7. Pasada la media hora, colocar en otra bandeja de horno, los jarretes de ternasco junto con el jugo que han exudado. Pintarlos con la salsa de tomate reducida que habíamos reservado y meterlos al horno pasando a la parte de abajo las patatas. Subir la temperatura del horno hasta 200C y dejar los jarretes en el horno hasta que se forme costra.
  8. Picar los kikos hasta un tamaño reconocible.
  9. Sacar los jarretes del horno, untarlos con el propio jugo de la bandeja y rebozarlos en los kikos machacados.
  10. Emplatar colocando una cama de patatas y los jarretes encima.
Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>